Páginas

jueves, 11 de diciembre de 2008

El miedo

Un estruendo invisible. Una canción estéril. Huellas huérfanas. El sudor frío que acaricia aquellos labios temblorosos. Suspiros alérgicos de tranquilidad. Llantos voraces. El amable sonido de tímidos dientes. Parpadeos que no cesan. Hoy respirar se escapa del sabio diccionario. Cruel incertidumbre. Y de tus amables recuerdos huye el sol, fuerte aliado del mar. En este infinito instante, la oscuridad vence a la alegre primavera. Ahora queda lejos esa luz incesante de un joven despertar, de un temprano fuego artificial. En una leve derrota se convierte la búsqueda de una agónica salida.

Fuertes latidos sacuden tu cuerpo, vencido, pero a la vez, en alerta. Relojes de perezosas agujas. Un dolor abstracto que no escapa a nuestros débiles sentidos. Vence y convence. Así es el miedo.

3 comentarios:

Ángel (palabras), Novela Blog dijo...

Tiene frases que me gustaron, pero no es tipo de texto que suele llamarme. Suele ser raro que un texto de frases tan cortas me tire, (cuando leas algo mio veras que soy más de todo lo contrario).

Por cierto, la parte de "Vence y convence", no me gusta nada, me suena a anuncio de detergente o algo así, jajajaja.

Nos leemos coleguilla;)

Rafael Ayerbe dijo...

Jaja sí verda?A mi nunca me terminó de convencer, valga la redundancia...jaja nosé quizás lo quite...

jma dijo...

Si el miedo te vence...te convence para que no sigas intentandolo...esas dos palabras escoden muchos significados